Cómo se realiza el sirope de agave

Recolección

El agave azul Weber (Agave tequilana) es una planta nativa del centro de México. Crece en los campos y se cosecha cuando las plantas alcanzan el tamaño deseado.

 

Producción

La cosecha implica quitar todas las hojas y raíces, y se deja solo el centro de la planta de agave. El centro del agave se presiona para que produzca una savia, que luego se filtra finamente y se calienta hasta que se produce el sirope de agave.

 

Embotellado en Dinamarca

El sirope de agave se transporta a través del Atlántico hasta Dinamarca, en donde se procesa y se envasa en botellas de vidrio para la venta minorista y en botellas exprimibles, listo para consumir.

 

El sirope de agave proviene de la planta de agave. Crece en los suelos volcánicos de México en donde fue utilizado por los nativos de México por muchos siglos. Los aztecas apreciaban la planta de agave y creían que era un regalo de los dioses. El sirope de agave es particularmente alto en fructosa, lo que lo hace más dulce que el azúcar de mesa, pero tiene un índice glicémico (IG) más bajo. Un índice glicémico más bajo significa que existen menos fluctuaciones en la glucosa en sangre y, por lo tanto, en la producción de insulina del cuerpo.